Conocida y amada por los consumidores de marihuana más exigentes y "temerarios", la Lemon Haze es una variedad de cannabis relativamente reciente, resultado del cruce de dos genéticas muy apreciadas como la Amnesia Haze y la Lemon Skunk.

Lo que la hace destacar son sus característicos cogollos, siempre de gran tamaño, tachonados de tricomas y especialmente ricos en resina, la misma que tiene una extraordinaria concentración de THC o tetracannabidiol, que ronda el 21% y que, junto a las peculiaridades heredadas de la genética madre, garantizan unos efectos extraordinariamente potentes e inesperados.

La acción que la variedad Lemon Haze tiene sobre el cuerpo es principalmente energizante y estimulante, psicodélica por momentos y luego termina con una prolongada percepción de calma, bienestar y tranquilidad. También destaca el aroma, rasgo distintivo de esta variedad de cannabis de la que toma su nombre: domina el limón, intenso y punzante, debido a la presencia masiva de terpenos como el limoneno, combinado con toques cítricos y ligeramente picantes que determinan el frescor, potenciado tanto por la combustión como por la vaporización.

Perfectamente adaptada a los cultivadores principiantes, el cultivo de la variedad de cannabis Lemon Haze es relativamente sencillo gracias al fácil manejo de las plantas que apenas suelen superar los 150 centímetros de altura y al rápido periodo de floración de unas 8 semanas que puede determinar un rendimiento en términos de inflorescencias, igual o superior a 400/500 gramos por cada ejemplar.

Las semillas de lemon desarrollan plantas de cannabis muy sabrosas y aromáticas. Este tipo de genética se caracteriza por un sabor cítrico que llena el paladar de aromas dulces que recuerdan al sabor del limón, gracias a la presencia del terpeno limoneno.

Lemon Haze: características y efectos

Lemon Haze: características y efectos

Una característica distintiva de la Lemon Haze es su peculiar aroma a limón y su color amarillo, debido a sus pelos de color ámbar, el mismo del que toma su nombre. Aunque se trata de un híbrido sativa con una proporción de 70:30, los efectos puramente cerebrales dominan, fusionándose con los corporales para crear una acción marcadamente psicotrópica digna de los "adictos más valientes".

Progenie de las variedades Silver Haze y Lemon Skunk, adopta las características de ambas, ofreciendo una acción energizante y estimulante inicialmente, y una acción sedante secundariamente.

La variedad Lemon Haze suele tener una concentración de THC entre el 17 y el 22% y una concentración de CBD del 0,38%, lo que determina su conocida potencia. Intoxicante, eufórico y estimulante de la creatividad, su ingesta da lugar a una sensación de agradable bienestar, acentuada en gran medida por un intenso perfil de terpenos y notas cítricas características, también muy utilizadas en aromaterapia.

En general, esta línea genética es un remedio apreciado contra el estrés, la ansiedad y la depresión, siendo lo suficientemente energizante como para no permitir una caída instantánea del sueño, como haría una variedad índica, pero pareciendo perfecta para promover la relajación después de un día particularmente ocupado y agitado.

El Lemon Haze es conocido por estimular el apetito provocando los llamados "munchies", aunque existen algunos efectos secundarios provocados por su abuso: mareos, paranoia y ansiedad son los más conocidos y frecuentes y por ello siempre es recomendable evitar dosis excesivas, especialmente para personas que no consumen cannabis de forma regular y frecuente.

La Lemon Haze puede cultivarse tanto en interior como en exterior, lo que la hace fácil de manejar incluso para los cultivadores novatos, ya que es bastante resistente a las infestaciones parasitarias. La fase de floración puede variar de 7 a 9 semanas si se cultiva en interior, mientras que en exterior, en condiciones cálidas y soleadas, el periodo más favorable para la recolección de las inflorescencias es octubre.

El rendimiento después de la cosecha también es bastante bueno: unos 420g por metro cuadrado cuando se cultiva en interior, 500g por planta cuando se cultiva en exterior.

Dónde comprar Lemon Haze legal

La variedad de cannabis Lemon Haze se puede conseguir fácilmente en los numerosos grow shops del país, así como en Internet, donde comercios electrónicos como CBDMania ofrecen las variedades más populares de cannabis light de alta calidad, siempre debidamente certificadas y sometidas a los más estrictos controles para respaldar los más altos estándares de calidad exigidos, de los que la querida Lemon Haze es la protagonista absoluta.

Super Lemon Haze y las demás: variedades y cruces obtenidos a partir de Lemon Haze

Super Lemon Haze y las demás: variedades y cruces obtenidos a partir de Lemon Haze

Desde los años 70, la Lemon Haze ha dado lugar a muchas variantes diferentes, que siguen siendo queridas y apreciadas por los usuarios de todo el mundo: en primer lugar la Super Lemon Haze, una variedad con un sabor cítrico debido a la considerable presencia de limoneno, una de las más potentes mencionadas en el catálogo de Greenhouse Seeds.

Nace de la combinación de Lemon Skunk y Super Silver Haze heredando así lo mejor que se puede extraer de la unión de una índica con una sativa: ofrece un efecto físico y cerebral equilibrado pero significativamente intenso en virtud de la alta concentración de THC que ronda el 19,5%.

Relativamente fácil de cultivar, suele florecer en 10 semanas y puede producir hasta 800g por metro cuadrado de inflorescencias cuando se cultiva en interior y hasta 1200g por planta cuando se cultiva en exterior.

La Super Silver Haze también es muy conocida y es una de las genéticas más buscadas en el mundo, gracias a su alta potencia debido a las concentraciones de THC del 19% o más.

Nacida del cruce de genéticas Skunk, Northern Lights y Haze, ofrece sensaciones embriagadoras casi instantáneas, dando lo mejor de sí después de unos 20 minutos de uso: un subidón principalmente cerebral es de hecho capaz de sorprender no sólo estimulando la creatividad y promoviendo la productividad, sino también relajando al mismo tiempo sin agobiar, gracias a un ligero efecto calmante.

Debemos mencionar la Neville's Haze, una variedad sativa dominante pura que, gracias a una concentración de THC del 21%, proporciona un marcado y significativo efecto cerebral, que se manifiesta muy bien a través de un subidón eufórico, creativo y altamente estimulante, pero también espiritual e introspectivo gracias a la característica acción psicoactiva, todo ello acompañado a menudo de un ligero efecto corporal casi paralizante.

La Strawberry Haze, por su parte, es adecuada para quienes prefieren beneficiarse de efectos corporales moderados e insignificantes, dando prioridad a un subidón puramente cerebral: nacida del cruce de una NL5 Haze Mist con un híbrido 50:50 índica/sativa, tiene concentraciones de THC superiores al 21% que dan lugar fácilmente a un aumento de la creatividad, así como de las ganas de socializar.

Lo mismo ocurre con la refinada Blue Berry Haze, resultado del cruce de prestigiosas variedades como la Blue Berry y la Amnesia Haze, dulce y afrutada, especialmente apreciada por el característico efecto eufórico acompañado de aromas dulces y delicados, fácilmente apreciables hasta por el paladar más exigente. Mencionada como una de las más potentes, Liberty Haze es el resultado del cruce de variedades como Chem Dawg 91 y G13, con un contenido de THC definitivamente "superior a la media", en torno al 25%.

No hace falta hablar de los efectos: potentes, psicodélicos, puramente cerebrales, perfectamente capaces de promover la meditación así como la socialización. No hay que olvidar la famosa Amnesia Haze, un híbrido holandés con altas concentraciones de THC que puede llevar a los principiantes al éxtasis, dejándolos literalmente fuera de combate. Agradable, suave y redondo, ofrece aromas puramente cítricos, acompañados de la vivacidad de delicadas notas especiadas y ligeramente picantes.

Por último, pero no por ello menos importante, está la variedad Lemon Shining Silver Haze, una conocida variedad de dominancia sativa, apreciada no sólo por su abundante cosecha y su sencillo cultivo, sino también y sobre todo por sus característicos efectos embriagadores dados por una concentración de THC que en algunos casos puede alcanzar el 25%.